La falsa creencia de poderes y dones en la Wicca, la Brujería y en otras sendas Paganas.

Poderes?, dones? en la wicca? en el paganismo?

Todos necesitamos que nos presten atención, deseamos y queremos que los demás nos vean, sobre todo en la adolescencia. También en esa etapa de nuestra vida se busca no solo un grupo de pertenencia, sinó también se busca y se desea el ser especial y destacarse por ello.
Así que es lógico que si uno tiene una veta mística arraigada en la adolescencia sueñe con tener “poderes” o “dones” especiales que nos hagan destacar entre los demás y por los cuales podamos ser reconocidos.
Esa necesidad de creer que se tiene poderes o dones a veces raya la ridiculez.
Todo esto de desear tener “poderes o dones especiales” es comprensible y aceptable mientras uno atraviesa la adolescencia, ya que el término lo dice todo, uno adolece de varias cosas debido a la juventud e inexperiencia, y por ende es ingenuo y tiende a creer que lo fantástico que se ve en ciertas series de TV o en el cine, puede llegar a hacerse realidad.
Ahora, todo esto deja de ser aceptable cuando la persona madura (en teoría debería madurar en algún momento) y se interna en la adultés, donde se comienza a utilizar la lógica, el sentido común y la coherencia.
Lamentablemente he visto que hay gente que ya siendo adultos siguen en esa postura de creer que posee “dones”, “poderes” o que han nacidos bruja o brujo, o lo que es peor aún, que como eso se lo ha dicho alguna bruja o tarotista de feria hippie (al seguir con esa necesidad de sentirse “especial”) creen que esto que se les dijo es así; y no contentos con creer en esto, asocian que debido a que esos poderes les han sido heredados de familiares directos (una abuela, una madre o tía que se decía en la familia que era bruja, posiblemente curaba el empacho o el mal de ojo y ya por eso se decía que era bruja) ellos no solo son brujos, sino que creen al leer sobre la Wicca, que eso era lo que practicaban sus familiares ya que usaban piedras y hierbas en sus “brujerías”. Y obviamente, al ser ellos descendientes, creen considerarse ellos herederos de dichos “dones”, creen que vienen con un gen brujeril que se pasa de generación en generación o lo peor…que ellos son wiccanos hereditarios (por decirlo de alguna manera).
Es triste como practicante wicca que ya tengo unos cuantos años de lectura y de práctica, toparte con este tipo de personas que afirman esto y que no quieren reconocer la ridiculez que están afirmando cuando se escucha sus afirmaciones, o cuando se los lee o cuando se comunican con uno; porque esto de ser bruja o brujo de nacimiento no es algo real y entonces uno les corrige que lo que afirman es una falacia y en algunos casos algo completamente llevado de los pelos, que eso no es ser bruja o brujo o ser wicca, y entonces comienzan las idas y venidas de dichos y posturas, muchas veces terminando con el enojo del que afirma dichas cosas.
Uno les explica que, por ejemplo un brujo o una bruja aprende con el tiempo, ya sea de un libro o de un “maestro” y con la practica se convierte en eso; o le comenta, por ejemplo, que la Wicca es una religión que intenta mediante su práctica acercar al practicante a lograr una armonía con la naturaleza. Pero que ni la brujería, ni la wicca otorga dones de ninguna clase, los dones o poderes, si los quieren encontrar, los pueden buscar en las series de televisión como Charmed, Witches of East End y peliculas del estilo Harry Potter. Los seres humanos algunas veces desarrollamos habilidades con el paso del tiempo, como intuición, percepción extrasensorial, alguna que otra vez se puede tener un episodio de empatía o quizás de videncia. Pero en realidad este tipo de habilidades no son controladas a voluntad, pueden ir y venir y a veces pueden desaparecer después de un tiempo.
Si uno quiere practicar la brujería, la Wicca o cualquier otra senda pagana, no debe ser para poder practicar magia blanca o buena (la magia no es blanca o negra, buena o mala; la magia no tiene color y la maldad solo existe en el ser humano no en la magia), pero la magia no es lo esencial en la wicca por ejemplo, algunos wiccanos no hacen magia en absoluto, simplemente se dedican a celebrar los ritos de la Rueda Anual, que en sí, lo que pretenden con ello, es armonizarse con las energías de la Madre Tierra, seguir el ritmo de las estaciones y honrar a los Dioses, y para esto no es necesario hacer hechizos o magia. La wicca es una religión y los que la practican adoran a la Naturaleza, la vida en todas sus formas y a los Dioses que la representan, no practican la wicca por tener o para obtener poderes o dones.
Otra de las cosas que suelo leer cuando me llegan mails o mensajes es: “…estuve leyendo eso de la wicca y me dí cuenta de que yo nací siendo wicca, porque tengo poderes…”. A ver si ponemos las cosas en orden…NADIE NACE WICCA ! ! ! ! Como tampoco se nace siendo bruja, se aprende a serlo, y lo mismo con la wicca, nadie nace siéndolo, se aprende a practicarla. Si uno naciera siendo eso, directamente ya saldría del vientre de su madre con todos los conocimientos aprendidos… y…no creo que nadie salga de la panza de la madre y se ponga a trazar el círculo mágico, convoque a los Guardianes de los elementos y llame a los Dioses para celebrar el sabbat del momento, …por favor…no digamos pavadas ! ! ! !
Por favor, no caigamos en la categoría de ignorantes…, nadie nace sabiendo nada, todo se aprende a medida que se crece y a veces lo que se tiene es intuición para aprendizaje, si es que se puede llamar así a la facilidad para captar ciertas cosas.
Por otro lado, NO EXISTE un hechizo que te transforme en bruja o en wicca, y como dije antes, si bien la wicca es una religión y para practicarla hay que leer, aprender, investigar y practicar; y todo eso se hace en base a la lectura sobre historia de los pueblos de la antigüedad, sobre la lectura de mitología, y muchas cosas más, para ser bruja o brujo….tambien hay que leer, aprender, investigar y practicar. No existe un hechizo que te haga aprender eso, y tampoco se obtienen poderes, dones especiales o algo por el estilo al nacer, ni hablemos de que eso se obtenga con la práctica de la Wicca, obvio que con la práctica de la Rueda Anual uno se vuelve más empático, más suceptible y mucho más armónico con la naturaleza y con uno mismo, pero no por eso te conviertes en brujo, y definitivamente no obtienes poderes o dones por ello.
Si deseás practicar la brujería, la religión Wicca o cualquier senda pagana, que eso sea en realidad para poder armonizarte vos como persona y para poder estar en sintonía con la naturaleza, para poder tener una comunicación personal con las deidades, si no es eso lo que buscás entonces la Wicca no es tu senda espiritual. Y si crees que has nacido bruja o brujo o lo que estás buscando es obtener dones o poderes…bueno…quizás debas cambiar de canal, porque la realidad no es esa.

Dejá una respuesta